Night Earth

Angers, Pays de la Loire, France

Cargando mapa...

Angers es una ciudad situada en la parte occidental de Francia, en la región de Pays de la Loire. Con una población de alrededor de 152.500 habitantes, es la ciudad más grande de la región y sirve como su capital. La ciudad es conocida por su rica historia, impresionante arquitectura y hermosos paisajes. Sin embargo, como muchas ciudades del mundo, Angers enfrenta un problema con la contaminación lumínica, que afecta sus luces nocturnas.

La contaminación lumínica se produce por el uso excesivo de iluminación artificial en las ciudades, lo que provoca un aumento de la cantidad de luz que se refleja en el cielo. Esto da como resultado la pérdida de la oscuridad natural del cielo nocturno, lo que puede tener un impacto negativo en la vida silvestre, la salud humana y el medio ambiente. En Angers, la cantidad estimada de contaminación lumínica es relativamente baja, con una calificación en la escala Bortle de alrededor de 4, lo que significa que es posible ver la Vía Láctea en noches despejadas.

Los principales factores que afectan la cantidad de contaminación lumínica en Angers son la infraestructura de la ciudad, los hábitos de las personas que viven allí y la industria. La ciudad cuenta con una red de carreteras y un sistema de transporte público bien desarrollados, lo que conduce a un aumento en el uso de iluminación artificial durante la noche. Además, los hábitos de las personas que viven en Angers, como dejar las luces encendidas innecesariamente o usar excesivamente la iluminación exterior, contribuyen al problema. Finalmente, la actividad industrial en la ciudad y sus alrededores también influye en la cantidad de contaminación lumínica, ya que las fábricas y otras instalaciones a menudo requieren grandes cantidades de iluminación artificial.

A pesar de estos factores, Angers aún logra mantener un cierto nivel de oscuridad en sus cielos nocturnos. Los lugares emblemáticos de la ciudad, como el castillo de Angers y la catedral de Saint Maurice, están bellamente iluminados por la noche, lo que brinda una vista deslumbrante tanto para los lugareños como para los visitantes. La ciudad también cuenta con una serie de parques y espacios verdes, que están diseñados para preservar la belleza natural de la zona.

Angers es una ciudad que se enfrenta a un problema de contaminación lumínica, que afecta a su iluminación nocturna. Sin embargo, la ciudad logra mantener un cierto nivel de oscuridad en sus cielos nocturnos, lo que permite vislumbrar la Vía Láctea en las noches despejadas. Los factores que afectan la cantidad de contaminación lumínica en Angers incluyen la infraestructura de la ciudad, los hábitos de las personas que viven allí y la industria. A pesar de estos desafíos, los puntos de referencia y los espacios verdes de la ciudad permanecen bellamente iluminados por la noche, brindando una vista única e impresionante para que todos disfruten.